El más antiguo testimonio de práctica funeraria en la historia de la humanidad

La práctica funeraria más antigua que se conoce es la realizada hace casi 400.000 años en la Sima de los Huesos (Atapuerca). Se trata de una acumulación de cadáveres en un pozo vertical efectuada por el Homo heidelbergensis.

Este bifaz (Excálibur) es el único útil de piedra encontrado en la Sima de los Huesos. Esta ausencia de herramientas se debe a que la cavidad fue utilizada como espacio de acumulación de cadáveres de una manera consciente, tal vez debido a una creencia compartida por todo el grupo.  

With some 400,000 years old, it is by far the site with the greatest wealth of hominid fossils ever discovered.

It is also extraordinary because it contains the oldest known evidence of funerary practices. For the first time, hominids transported and deposited their dead (often having died from physical injury towards the age of 20), in this case, in the depths of the Sima de los Huesos pit.

Con más de 3.500 piezas encontradas hasta la fecha, este gigantesco puzzle tridimensional tardará años en ser completado. Para llegar a la Sima de los Huesos hay que recorrer más de medio kilómetro de pasajes subterráneos.

Vista de frente y de perfil de un craneo de Homo heidelbergensis hallado en la Sima de los huesos.

Foto del hallazgo de varios cráneos de Homo heidelbergensis.